0 respuestas a «»

[…] Isabel Gómez, mi muy sabia profesora, nunca habla de copiar si no es que estés calcando o proyectando una obra para no hacer el dibujo. Ella siempre habla de tu interpretación de la obra en la que te has apoyado. Tu mano, tus intereses, tu manera de hacer un mismo gesto da personalidad al trabajo final que siempre es diferente al original y a cualquier otra interpretación. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *