Categorías
Blog-Contenidos

Trabajos a tinta china sobre papel

Podemos aplicar todos los recursos habituales de la acuarela al trabajo con tinta china y obtener unos resultados

La Tinta china es uno de los materiales de dibujo y caligrafía más antiguos utilizados sobre papel. Su uso se remonta a 5000 años en China. 

Su posterior introducción en Japón, por monjes budistas zen dio paso a una forma de pintura esencial, cuyos valores principales son la naturalidad, espontaneidad:  vivir en armonía con el tao. Es la técnica de Sumie (Sumi-tinta/e-pintura).

Características: 

Negro profundo. Permanente e inalterable químicamente. Alta opacidad. Brillante. Soluble en agua. Tradicionalmente se aplica con plumilla, creando finas y nítidas líneas, con pincel para crear lavados y tonos claros. Compatible con acuarela (una vez seca no sangra). Se pueden utilizar todos los recursos que solemos aplicar con la acuarela, reservas incluidas.

Composición: 

Hollín (procedente de pieles, carbón y hueso, posteriormente también hollín de pino) y agua. No necesita aglutinante porque las moléculas de carbón, en suspensión coloidal forman una capa impermeable después del secado. Se puede añadir goma laca como aglutinante, para hacerla más duradera aún.

Actualmente se comercializa líquida, pero también se encuentra sólida en barras que es necesario ir diluyendo con agua.

Tinta india

El término tinta india se acuñó posteriormente, debido a su comercio posterior con India, donde también se empezó a fabricar con alguna diferencia en cuanto a la obtención del hollín, procedente de brea, alquitrán, huesos.

Os dejamos aquí algunos trabajos a tinta china sobre papel.
Como veis, podemos aplicar todos los recursos habituales de la acuarela al trabajo con tinta china.